100 ideas. El libro para pensar y discutir en el café de Mario Bunge

Por

12 de septiembre de 2014LibrosSin comentarios

Hoy les traigo un libro, pero con la condición de que ustedes -si es que les interesa- investiguen más sobre su autor. Se supone que una review se debe referir al autor, a la temática, al argumento y a los personajes (si es una novela por ejemplo), a una valoración sobre el libro, a la redacción, al estilo, etc. También se pueden complementar con datos como la cantidad de páginas que posee el ejemplar, el precio, a si es una edición de bolsillo o si fue un éxito de ventas, etc. Considero que un libro es -en teoría- un objeto cultural fascinante, y todo bien con la tecnología, pero nadie me privará al menos -y por el momento- de la lectura de libros en papel. ¡Si, como no, soy toda una antigüedad!

Digo en teoría, porque obviamente todo dependerá del contenido del libro y de los gustos, nivel cultural, ideología, etc. del lector. Pero ahora vamos directo al grano. Es de noche, tengo sueño y no es el mejor momento para comentarles que me pareció esta obra, llevó muchas horas despierta, en las que mi cerebro estuvo ocupado procesando y procesando, así que intentaré resumirles mi parecer lo mejor que pueda. En este momento, mi celular marca las 22:00 horas y para mí que me despierto casi todos los días entre las 5 y las 6 de la mañana, resulta un horario tardío para movilizar a mis neuronas. Aunque haré mi mejor esfuerzo, sin embargo hay quienes dicen que las personas más inteligentes son las que tienen hábitos nocturnos (afirmación que me genera ciertas dudas).

¿Qué opino de 100 ideas? Pues, se trata de un libro ideal para quienes aman la Filosofía, el hacerse preguntas, el argumentar sobre los grandes temas, el discutir con un mínimo de seriedad, se trata de un libro ideal para mentes curiosas y ávidas de cuestionar o cuestionarse. A través de una pluma de una claridad abrumadora, el autor (científico y filósofo prestigioso) va abordando temas sumamente variados, en donde además de exponer conocimientos objetivos, comparte su opinión, la que debo reconocer que en muchísimos casos comparto. Y no es para hacerme la intelectual, sino que muchas de mis reflexiones coinciden con Bunge, quien obviamente las expone de forma magistral. Me alegra que mi opinión sobre las ideologías -por ejemplo- no esté tan huérfana y ausente de autoridad. A partir de ahora no me sentiré tan sola. Jajaja.

El libro toca temas tan dispares como la fragmentación de las ciencias sociales, mente doble, nobleza, originalidad, pseudociencias, quema de libros, positivismo y cientificismo, terrorismos, escritor y reloj, altruismo (uno de los temas que más pensamientos me genera), conocimiento: ¿personal o social?, cultura y arma, edipo, ¿somos tan malos como dicen los economistas?, vida extraterrestre, legitimidades, precio de los hijos, poblar, Vargas Llosa, Borges, y un nutrido listado que continúa, demostrando el enorme caudal de conocimientos, las experiencias y la genialidad de su autor. Un libro muy recomendable para quienes intentan cultivar el pensamiento crítico y se consideran librepensadores, y muchísimo mejor si no se encuentran contaminados con tanta ideología (esa sarta de mentiras a las que muchísimos le profesan tanta devoción como a la religión). ¿Leyeron el libro? ¿Qué les pareció?

Deja un comentario